4 de marzo de 2008

el yesQuero nro. 185

I took Ecuador

Por
Rafael Rincón Patiño*

La muerte de Raúl Reyes, comandante nro. dos de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc) en un ataque aéreo nocturno a su campamento cerca de la población ecuatoriana de Santa Rosa, fue una muerte planeada que viola el derecho internacional y que confirma la existencia de un conflicto armado interno globalizado en Colombia.

Conflicto armado interno que el Gobierno colombiano se niega a reconocer, siguiendo las lecciones norteamericanas de la guerra preventiva, con la convicción de que si lo diagnostica como agresión terrorista puede enmarcar a sus adversarios como combatientes enemigos y los puede eliminar sin respetar los convenios de Ginebra, el Derecho de La Haya sobre conducción de hostilidades o abstenerse de aplicar los principios clásicos de inviolabilidad de la soberanía.

En un Estado de derecho, que proscribe constitucionalmente la pena de muerte, el peor de los criminales no puede ser bombardeado sin que se alegue exceso de fuerza o desproporción en el uso legitimo del poder punitivo del Estado. En un Estado de derecho la policía judicial debe entregar las pruebas al ente investigador y guardar la reserva del sumario y no salir a propalarlas a los cuatro vientos. En un Estado de derecho no se exhiben los cadáveres de los adversarios como se hacía en la edad media. En un Estado de derecho los combatientes recogen primero a los heridos y después a los muertos. Uribe V. está haciendo la guerra desde el Estado de la misma manera que la hacen los paramilitares.

Uribe V. ha logrado imponer su estrategia de guerra en Colombia y su medieval política criminal, por eso muchos de los logros de la llamada seguridad democrática están fundados en las alianzas con organizaciones paramilitares que han asesinado desde sindicalistas, académicos y defensores de derechos humanos hasta líderes guerrilleros. El paramilitarismo y las violaciones a los derechos humanos en el Estado Comunitario son considerados males menores. Por eso no marcha el 6 de marzo en solidaridad con las víctimas del paramilitarismo y de los crímenes de Estado, sólo condena los crímenes de las Farc.

Muchos de los logros de la seguridad democrática están fundados en las punibles alianzas con el narcotráfico y el paramilitarismo como lo ha sentenciado la Corte Suprema de Justicia y la Fiscalía General de la Nación en los procesos contra cerca de 60 parlamentarios o en el juzgamiento de Jorge Noguera Cote, ex Director del Departamento Administrativo de Seguridad (DAS).

El conflicto armado interno de Colombia se salió de las manos del Gobierno colombiano, de las mismas Farc, de la Organización de Estados Americanos y de Naciones Unidas. Es un conflicto que en 50 años ha madurado y que ya tiene ejes, simpatías y antipatías allende las fronteras.

Las Farc parecen haber conquistado simpatías en los Gobiernos de Nicaragua, Venezuela y Ecuador. Están, en la práctica, reconocidas como fuerza beligerante por algunos funcionarios de estos Gobiernos, cuentan con territorio fronterizo para movilizarse desde hace muchos años. Las Farc son el amor “tinieblo” de algunos funcionarios de Gobiernos vecinos. Las Farc tienen un reconocimiento de beligerancia en Venezuela, Ecuador, Nicaragua y unas simpatías crecientes con otros países de América Latina.

El desprecio de las Farc por las iniciativas de paz de la sociedad civil colombiana las condenó al ostracismo en Colombia. Su pragmatismo militar (“suscribir todo lo que sea ganancia, y consultar todo lo que no sea”, pensamiento del fundador Jacobo Arenas) las distanció de la política nacional. Las Farc tienen un discurso libertario para los foráneos y acciones de indolencia para los compatriotas. Son luz en la calle y sombra en la casa. Tienen gestos de desagravio con Chávez F. y ni un solo gesto humanitario con Colombia. Parecen una guerrilla de ocupación, no tienen cariño por Colombia.

Lamentable es que las Farc en vez de aprender de los procesos democráticos electorales de Ecuador y Venezuela, sean ellas las que quieran dictar cátedra a estos países de su anquilosada revolución. Una revolución que mina los caminos campesinos y extorsiona con la dignidad humana. ¡Qué pereza para quienes tienen que leer los computadores de las Farc!

Washington-Bogotá es el eje que, bajo el pretexto de la lucha contra el terrorismo que ellos arbitrariamente definen y pretenden imponer a los otros países, quiere imponer su inicua hegemonía capitalista en América Latina.

El eje Washington-Bogotá ha perdido espacio político en Brasil, Chile, Uruguay, Venezuela, Ecuador, Nicaragua, Cuba, Bolivia y Argentina. Es el eje que, disfrazado en la guerra contra las drogas y ahora en la guerra antiterrorista, quiere revaluar las reglas de la guerra en su favor, cambiar los estándares internacionales de derechos humanos como lo viene haciendo George W. Bush con la denominada Tortura del agua (waterboarding).

En enero de este año la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa (APCE) instó al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas y a la Unión Europea, con una votación de 101 contra 3, a revaluar el procedimiento arbitrario mediante el cual se confeccionan las listas de “terroristas” por ser claramente violatorias del debido proceso (Dick Marty, Estrasburgo, 23 de enero).

La lucha contra el terrorismo no tiene dudas, las Farc tendrán que ser juzgadas y condenadas por todos sus crímenes de guerra y de lesa humanidad, pero esa lucha no justifica el retroceso en la protección de los derechos humanos o en el respeto de los derechos de los pueblos. La lucha contra el terrorismo no puede ser una excusa para la tortura ni para la vulneración de la soberanía de otros países.

La lucha contra el terrorismo no puede ser el neologismo de las cruzadas oscurantistas. Tomarse los países bajo el pretexto de luchar contra el terrorismo o teniendo razón en la lucha contra el terrorismo enerva la democracia, envalentona al agresor y lesiona el sentimiento patrio del ocupado.

Uribe V. con la toma de Ecuador revive la doctrina Monroe (“América para los americanos”) y quiere mostrarle al mundo la complicidad de los vecinos con la guerrilla cuando ha sido Colombia el país desquiciado que no ha logrado una salida política al conflicto. Después de seis años de seguridad democrática no puede terminar Colombia echándole la culpa de sus males a los vecinos.

Las Farc y las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) están en la lista de organizaciones terroristas de la Unión Europea, puestos 28 y 36 respectivamente (Posición común 2004/309/PESC del Consejo de abril 2 de 2004).

Colombia denunciará las relaciones de Ecuador y Venezuela con las Farc y, maliciosamente, guardará silencio de sus relaciones con las AUC. El presidente Uribe V. debería aprovechar, ahora que va a denunciar a Chávez F. ante la Corte Penal Internacional, y llevarse copia de los 60 expedientes de los congresistas, incluido el de su primo Mario, para que sean tramitados por el mismo tribunal.

Militarmente la muerte de Raúl Reyes es un golpe importante a las Farc, pero políticamente es un falso positivo: Colombia tenía una guerra con las guerrillas, ahora tiene dos más.

Colombia tiene que tramitar sus quejas contra Venezuela y Ecuador ante la OEA y la ONU si considera que hay connivencia de estos Estados con la guerrilla colombiana.

Finalmente, lo que está ocurriendo no es más que el desarrollo del “proyecto hecatombe 2010-2014”, proyecto mediante el cual el presidente Uribe V. genera las condiciones de ingobernabilidad necesarias para continuar su proceso de desinstitucionalización.

* Director de háBeas Corpus, Oficina de Derechos y Gobernabilidad.

Medellín, 4 de marzo de 2008


I took Ecuador

By
Rafael Rincón Patiño*

The death of Raúl Reyes, second commander-in-chief of Colombia´s FARC guerrilla (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia) and the other twenty members, during a night air raid on their camp near the town of Santa Rosa, in Ecuador, was a planned massacre violating international law and confirming the existence of Colombia´s now globalised internal conflict.

The Colombian government continues denying that the country has an internal armed conflict, following U.S. lessons on preventive war. President Uribe is convinced that if he continues to accuse the guerrillas of terrorist aggression, his adversaries may be classified as enemy combatants and annihilated with no respect for the Geneva Convention or the Treaty of The Hague about dealing with hostilities, and that his government can abstain from applying the classical principles of inviolability of national sovereignty.

In a rule-of-law State, which constitutionally forbids the death penalty, a State cannot just bomb, even the worst criminals, without being accused of power abuse or of a disproportionate use of its legitimate punitive role. In a rule-of-law State, the judicial police must give the proofs it collects to the investigating bodies, respecting the confidentiality of a case and not releasing the information out to the winds. In a rule-of-law State, the mortal remains of one’s adversaries are not put on public display, as rulers used to do during the Middle Ages. In a rule-of-law State, those who previously engaged in battle first pick up the wounded, and then the dead. In the name of the State, President Uribe carries out a war similar to how the paramilitaries practice war.

President Uribe has managed to impose his war strategy in Colombia, as well as his medieval criminal policy. Thus, many achievements of his so-called democratic security doctrine are grounded upon alliances he has made with paramilitary organizations responsible for murdering from trade unionists, academics and human rights activists to guerrilla leaders. President Uribe´s Communitarian State regards supporting paramilitarism and violating human rights as the lesser of two evils. This is why Uribe will not march next March 6, in solidarity with the victims of the paramilitaries, or against State crimes, and this is why he only condemns the crimes that the FARC commit.

Many achievements of Uribe’s democratic security doctrine are grounded on the State’s illicit alliances with drug dealers and paramilitaries, as the Supreme Court of Justice and the Attorney General Office have ruled in court processes against nearly 60 parliament members, or in the trial against Jorge Noguera Cote, ex Director of the State’s security forces (Departamento Administrativo de Seguridad (DAS).

Colombia’s internal armed conflict has gotten out of the hands of the Colombian government, FARC, the OAS and the UN. It is a conflict that has ripened in 50 years while developing axis, sympathies and antipathies beyond national borders.

FARC seems to have conquered sympathies among the governments of Nicaragua, Venezuela and Ecuador. They are, in fact, recognized as a rebel force by some of those countries’ civil authorities, having had a territorial presence in their frontiers for many years now. FARC are the ‘phantom’ love of some politicians in neighboring countries. They have not only been granted rebel status in Venezuela, Ecuador and Nicaragua, but sympathy for them is growing in other Latin American countries.

FARC’s disdain for the peace initiatives of the country´s civil society has them condemned to ostracism in Colombia. Its military pragmatism (“to accept anything that yields profit and consult everything that doesn´t”, the aegis of thought of founder Jacobo Arenas) has distanced the guerrilla from national politics. FARC promotes a libertarian discourse for foreigners, while it carries out deeds of indolence among the local population. They are a light on the street and a shadow behind closed doors. The group shows signs of atonement before President Chávez, and not a single humanitarian gesture to their own country. They behave like an occupation force, wasting no love on Colombia.

It is a pity that the FARC, instead of learning from the electoral democratization processes in Ecuador and Venezuela, are the ones seeking to dictate lessons to these two countries, on their stagnant revolution: a revolution that plants landmines on peasant roads and practices extortion against human dignity. How frustrating for those who have to read the contents of the FARC’s computers!
The Washington-Bogotá axis, under the pretext of a struggle against terrorism arbitrarily defined by them, and which they attempt to impose on other countries, seeks to impose its infamous capitalist hegemony throughout Latin America.
The Washington-Bogotá axis has lost political terrain in Brazil, Chile, Uruguay, Venezuela, Ecuador, Nicaragua, Cuba, Bolivia and Argentina. The ultimate goal of this axis, camouflaged behind the war against drugs first, and now behind the antiterrorist war, is to erode international human rights standards, just like George W. Bush has with his so-called water boarding, or torture by water.

In January, this year, the European Council´s Parliamentary Assembly of the European Council (ECPA) urged the United Nations Security Council and the European Union, (101 to 3 votes) to re-evaluate the arbitrary procedure through which ¨terrorist lists” are compiled, since the current process clearly violate human rights (Dick Marty, Strasburg, January 23).

There is no doubt that, in the struggle against terrorism, the FARC will have to be judged and condemned for all its war crimes and crimes against humanity. But this struggle cannot justify taking steps backward in the protection of human rights, or in the respect due to the rights of other countries. The struggle against terrorism cannot be an excuse to commit tortures or violate the sovereignty of third nations.

The struggle against terrorism cannot be a neologism for crusades more in keeping withthe Dark Ages. To siege other countries under the guise of fighting against terrorism, even if the State in question has the right to fight against terrorism, wounds democracy, giving a boost to aggressors and hurting the patriotic feelings of the country momentarily occupied.

With his siege on Ecuador, President Uribe revives the Monroe Doctrine (“America for the Americans”). He wants to show the world that its neighbors are accomplices of the guerrilla, when it is Colombia itself that has been crazy enough not to negotiate a political solution to the conflict. After six years of President Uribe’s democratic security doctrine, Colombia simply cannot end up blaming its troubles on the neighbors.

FARC and the United Autodefensas of Colombia AUC are on the European Union’s list of terrorist organizations, occupying ranks 28 and 36 respectively (Common position2004/309/PESC European Council, April 2 2004).

Colombia loudly denounces FARC´s relations with Ecuador and Venezuela, while maliciously keeping quiet about its own relations with the AUC. President Uribe should take advantage of this opportunity, now that he is bent on denouncing President Chávez before the International Criminal Court, and take along a copy of the 60 cases against his own Congressmen, including his cousin Mario, so that this international tribunal rules on both instances.

In military terms, the killing of Raúl Reyes and the other members of his group is an important blow to the FARC, but politically it is a falsely positive action: Colombia has been carrying out a war with the guerrillas, and now it has two more wars.

If Colombia considers that Ecuador and Venezuela are in connivance with the Colombian guerrilla, it should first file its complaints against them before the OAS and the UN.

Finally, what is happening is nothing more than the development of President Uribe´s “Hecatomb Project 2010-2014”, a project through which the President means to generate the conditions of lack of governance needed to further his process of de-institutionalization

* Director de háBeas Corpus, Oficina de Derechos y Gobernabilidad.

Medellín, March 4 2008

29 comentarios:

Anónimo dijo...

Si hipotéticamente las pruebas que hallaron en los computadores son fidedignas, entonces ¿cuál es su posición frente a la complicidad del Gobierno ecuatoriano?

Porque si bien es cierto que Colombia no puede echarle la culpa de sus males a los países vecinos, al menos es cierto que éstos ya han tomado una posición clara frente al conflicto, y que no es precisamente una posición amistosa.

Por otra parte, y muy lejos de defender el viciado mandato de Uribe, se han ensayado, hasta donde sé, casi todas las alternativas para que las Farc entregue las armas.

Y si no ha podido terminar el conflicto con diálogo, es porque ambos bandos están imbuidos en un orgullo impresentable, y si no ha podido la guerra, es porque las Farc es un grupo resistente y con una trayectoria bélica única.

Finalmente, Uribe es a todas luces paramilitar y peligroso, pero piense ¿En este instante, en estas condiciones y sobre este contexto, qué debería hacer el mandatario?

Yo, por más que lo piense, desemboco una y otra vez en que si la salida no es el diálgo, el cuál resutó ya inutil, ni tampoco la guerra, que no se ha podido ganar, entonces erá abrirse de nalgas ante Marulanda para que nos preñe con su ideal marxista.

Anónimo dijo...

Si usted habla de un Estado de Derecho que debe cumplirse, tenga en cuenta que quizá a las Farc se les olvidó su significado.

Por lo tanto, no puede pretender que en una guerra, o más bien, en una GUERRA, con mayúscula, sólo un bando cumpla con las leyes. Porque eso sería como proponer una pelea de boxeo entre un púgil en regla contra un asesino armado con fusil.

¿O es que le parece que existe en la historia de la humanidad alguna guerra que no haya sido sucia?

Juan dijo...

Me parece muy oportuno este documento que compartire con mi red
Gracias
Juan

Gustavo Adolfo Forero Useche dijo...

Permítame,
Señor Presidente,
Reiterar que Colombia es un país amante de la paz, respetuoso de los principios de la Carta de las Naciones Unidas y apegado al Derecho Internacional. Nunca hemos sido un país agresor ni en lo político ni en lo militar. Hemos sido respetuosos del principio de la no injerencia en los asuntos internos de los estados. Jamás hemos querido expandir un principio alguno distinto al de la Democracia. No aceptamos ninguna provocación que ponga en peligro la estabilidad de la región. Continuaremos, eso sí, siendo firmes en la lucha contra el problema mundial de las drogas y contra el terrorismo, dentro del respeto a los derechos humanos y al derecho internacional.
Colombia es un país abierto al diálogo, dispuesto siempre a la confrontación de las ideas, en el marco de la democracia y en estricto apego a la solidez de sus instituciones. Mi gobierno, en aras de buscar solución a la crisis con el país hermano, apoya la convocatoria de mecanismos de diálogo político y la búsqueda de fórmulas de entendimiento. Para el efecto, proponemos se conforme, bajo la dirección del Secretario General, una Comisión de Exploración de Alternativas Políticas, con el fin de buscar las alternativas posibles para superar la situación actual haciendo uso pleno de las vías diplomáticas.
Para el Gobierno y el pueblo colombiano, sin embargo, resulta perentorio que ningún escenario de discusión esté desprovisto de la búsqueda de la verdad. La honestidad con la que Colombia ha acometido infatigables esfuerzos por restablecer la seguridad en su territorio, consolidar su democracia y ofrecer garantías a todos sus ciudadanos es lo mínimo que exigimos a los países del continente.
Lo que hoy pedimos es una posición clara frente al terrorismo. Una posición honesta, una posición sincera. Ofende al pueblo colombiano que algunos de nuestros vecinos sigan creyendo que las FARC representan los intereses del pueblo. Mi país reclama que las cosas sean llamadas por su nombre: Las FARC son una mafia narcotraficante, que para nada representan los intereses del pueblo colombiano. Son una mafia sin patria, que delinque, bien en Colombia o en el exterior. Sorprende que mientras ahora se nos quiere condenar por una acción que liberó a nuestro pueblo de un yugo de 40 años de terror, en Venezuela se le rinden homenajes a un criminal y genocida.
Ahora la discusión se centra sobre 1.800 metros más allá de la frontera, pero nadie habla de los miles de colombianos secuestrados y masacrados por las FARC. Nadie habla del prontuario criminal de Raúl Reyes. Nadie habla del derecho a la libertad de los colombianos.
¡Qué valor han mostrado los presidentes de Ecuador y Venezuela para expulsar a nuestros embajadores, dignos representantes de una democracia legítima! Ojalá mostraran similar valor para expulsar a los terroristas de su territorio.
4 de marzo de 2008.“

Wilber Carrillo dijo...

POR FAVOR SEÑORES NO ME ENVIEN MAS SUS E-MAIL TERRORISTAS

Carlos Andrés Cardona R dijo...

Hola Rafa, gracias por la columna. Lastimosamente hombre, nuestra sociedad está hoy mas que nunca, con un ánimo de guerra y no de entiendimiento hacia el conflicto social y armado, el cual vivimos desde décadas. Sería importante recordar a el maestro Zuleta cuando decía que en una sociedad madura, está preparada para otra serie de conflictos, para tener otros conflictos y solucionarlos. Abrazos Rafa, desde Itagüí, donde seguiremos trabajando por la paz. http://carlosandrescardona.blogspot.com/

Anónimo dijo...

Es cierto que Washington està detras de todo esto. Pero tambien es cierto que Ecuador y Venezuela apoyan logistica y financieramente a las FARC....El zurdaje arcaico de nuestro país está de luto, mamá hebe está de luto y Verbitzky está que trina porque mataron un camarada....Para ustedes estimados revolucionarios de escritorio, la violencia es mala cuando la realiza la derecha y el "imperio" pero es legìtima cuando la promueve un antiyanqui, es "moralmente legítima..".... Digan lo que quieran, hagan lo que quieran, pero el presidente uribe tiene el 90% de aceptación de su gente. Qué dirían si una guerrilla en Paraguay se asentara en territorio correntino??? y encima nuestro gobierno le diera casa, comida y dinero??? estaríamos apoyando un movimiento terrorista o guerrillero que es peligroso para la seguridad de nuestro vecino..... Chavez se queja porque Colombia atacó a estos delincuentes en territorio ecuatoriano (creo que fue un error y está en contra del derecho internacional) pero no se queja cuando sus amigos del hizbollah entran a territorio israelí y mata gente.... Muchos de ustedes, zurdos, no tienen autoridad moral para decir nada. La violencia es una sola. No hay una etica para la izquierda y otra para la derecha. ustedes con tal de ser antiyanquis son capaces de defender grupos terroristas o asesinos. ¿ustedes pretenden eliminar la violencia con otro tipo de violencia???? ustedes no son una alternativa, cambian la violencia del imperio por la violencia de los antisemitas, de los antioccidentales y de toda cosa que se parezca a la cultura.. Son unos ANTI. Pero no pueden vivir sin lo que atacan, como Chavez no pódría vivir sin la existencia de USA. Ustedes, zurdos, se quejan del sistema pero viven de el. No tienen etica y pretenden instalar en este foro la vision de que el origen de todos los males es la derecha y EEUU... Si la señora Hebe estuvo feliz porque murieron 3000 inocentes en nueva York yo debería estar complacido con la muerte de Reyes. PEro no lo estoy. La diferencia con ustedes es que yo como la mayoria de la poblacion argentinan y de todo el mundo aborrece la violencia y no legitima ninguna. Cuando la generacion que está gobernando nuestro pais con traumas, culpas y odios viscerales, se halla evaporado, espero que nuevas generaciones de chicos puedan ver el presente y la historia con una vision mas amplia y equitativa. Y tengan una memoria completa, no selectiva.

John Fredy dijo...

Saludo cordial,
Posible titulo del documento:
“proyecto hecatombe 2010-2014”

Alicia Vélez dijo...

Dr. Rafael, muy valiente su columna en momentos en los cuales pensar es un delito.

Realmente vale la pena pensar si la pena de muerte se puede aplicar por encima de la Constitución con una encuesta de Gallup

Alicia Vélez

Edgar Victoria González dijo...

Saludos:

Ya vamos viendo para dónde va el pronóstico del nien se sabía que era LA HECATOMBE.

! AY HOMBE...!

Anónimo dijo...

SI SEÑOR ESTÁN CONSTRUYENDO LA HECATOMBE QUE NECESITAN

ja ja ja

Anónimo dijo...

No creo que el artículo este defendiendo o legitimando la violencia de la supuesta izquierda. Tampoco creo debamos cerrar los ojos y tomar posición a la ligera sin entrar a analizar lo que está ocurriendo. Gran parte de los males del país, se centran en la polarización que los colombianos usualmente le otorgamos a todo tipo de discusión (liberales-conservadores, derecha-izquierda, santafé-millonarios, etc.).
La violencia de la guerrilla apesta. Nadie puede estar de acuerdo con sus métodos sanguinarios, indolentes, asesinos y macábros. Por eso nos duele tanto que Chavez le rinda culto a nuestro verdugo. La guerrilla hiere a Colombia. No se puede consebir que unos cuantos quieran gobernarnos, dándonos patadas y mordiscos. Más inconcebible aún, que nuestros vecinos tengan vínculos amistosos y amorosos, con quien toda colombia considera su enemigo.
Pero esta atrocidad sin límite, esta injusta violencia con un pueblo atormentado por siglos y siglos de derramamiento de sangre, este dolor de patria, NO ES justificación alguna para que el ejercito viole la soberanía de otros países y despliegue un excesivo uso de fuerza. Primero, porque ese tipo violencia tambien apesta. No es justificada, ningún tipo de violencia lo es, ni de izquierda o derecha. Nadie niega que todo colombia quiera aplicar los mismos métodos de tortura a sus torturtadores, nadie niega que todos sentimos un enfermizo alivio con la muerte de raul reyes, e incluso, saboreamos el amargo dulce de la venganza. Pero es ahí, donde la sociedad debe frenarse a si misma. En ese punto es donde debemos reflexionar y darnos cuenta que violencia genera más violencia, y más violencia genera mucho más violencia. Todos buscamos y anhelamos la paz, pero esta no se consigue aniquilando al enemigo, por más que nuestros sentimientos primarios sean esperar que de igual manera se extermine a marulanda y toda su cúpula de criminales. Sencillamente no está bien, porque es utilizar los mismos métodos del enemigo. No está bien, porque es legitimar las acciones de estados unidos en iraq y afghanistan, no está bien, porque es rendir culto al viejo precepto de "ojo por ojo" que tanto daño le ha traido a la humanidad.
Segundo, porque desde el punto de vista diplomático y de relaciones internacionales, no fue inteligente. Es obvio que el gobierno de colombia sabía cual iba a ser la reacción de los gobiernos vecinos. Es seguro que Uribe y su inteligencia conocían del apoyo de Chavez y Correa a las farc, mucho antes de constatarlo con el computador de reyes. ¿Por qué entonces darles argumentos a los presidentes vecinos para poner a Colombia contra la pared ? Si la guerrilla gana adeptos en Europa con su discurso insulso pero romántico, cómo será ahora que Uribe se presenta arrogante, desmedido, soberano imponente ante vecinos más débiles?
Si pensamos que la guerrilla es estúpidamente dogmática, no podemos a su vez enfrentarla con dogmas estúpidos.
Paz en colombia y gracias Dr. Rafael por esta columna.

Eduardo dijo...

"fue una muerte planeada que viola el derecho internacional"

Pregunta Don Rafael... y secuestrar por años y encadenar hasta a los mismos subordinados que es?
Y matar gente inocente, desmembrar personas y ponerle el palo a la rueda para cualquier negociación que es?

No soy muy viejo pero tengo a mi madre viva y por lo que le escucho hay esta la consecuencia de un sectarismo de liberales y conservadores. (marulanda era liberal antes de que la violaran la señora y la hija - Entrevista con Margarita Vidal año 1965)

"quiere imponer su inicua hegemonía capitalista en América Latina. " Observación... es como renegar de los padres. Si nacimos bajo esas directrices y convivimos con ellas lo mejor es acatarlas o apague y vamonos para otro lado. Así ha sido y así será. Si no me gusta pues me voy !! No al contrario!! que se vaya el otro y yo me quedo. es posicion muy comoda creo yo.

Capitalismo? De donde es el computador en el que escribe? De donde es el Tv donde ve las noticias ?
O es que son chinos que estan peor?

Disculpe si lo ofendo pero me dejo de gustar su columna, no le entiendo para donde va. Y como no le entiendo pues yo no voy !!

Anónimo dijo...

No se quien sea este personaje.
Pero se nota que escribe con el deseo.
No es que el señor Alvaro Uribe, sea un santo, pero defender lo indefendible, es el acto mas cinico, en un momento tan crucial por el que atraviesa nuestro pais.

A todas aquellas personas que lamenten, la muerte de ese forajido, ya saben a donde deben irse, tienen donde escoger, ya que existen santuarios vecinos que les daran albergue.

como no se donde devolverle el correo al firmante, no se si tu lo tienes, te ruego si es posible se lo hagas llegar

saludos

Francisco Antonio Hernández Echeverri dijo...

Me parece una posición muy atrevida por usted,pareciera que usted estuviera con Dios y Con el diablo. Que tan facil criticar, denigrar y tapar con un dedo todo el martierio y calvario en la cual los terrorristas de las Farc han tenido a todos los colombianos. Se le olvidaron señor Rincón,las carreras ,la inseguridad ,el riezgo ,los mutilados ,las tomas terrioristas,los secuestros en contra de nuestra gente y los pueblos de nuestro país por los genocidas de las Farc?.Mirar el toro desde la barrera es facil,metase a torearlo a ver como le va.NO ESTOY DE ACUERDO CON SU POSICIÓN,ES ATREVIDA Y DESCARADA..ESTAMOS ESPERANDO LA CAPTURA DE TIROFIJO O LA BAJA POR PARTE DE NUESTRO EJERCITO COLOMBIANO,ESTE DONDE ESTE.¡ ADELANTE PRESIDENTE URIBE.... EL PUEBLO LO APOYA

Nicolas dijo...

EL AMIGO BASSI, ME HACE LLEGAR ESTE ARTÍCULO DE RINCÓN PATIÑO, UNO DE LOS POCOS COLUMNISTAS QUE INFORMA, EN ESTA GUERRA DONDE LA VERDAD DESDE LAS TRES ORILLAS ES ASESINADA CON PORTÁTILES Y VERDADES A MEDIAS, UNA GUERRA QUE SE ARMÓ PORQUE LA INTERVENCIÓN EN LA OEA, TERMINÓ INTIMIDANDO "DIPLOMÁTICAMENTE" UNA VOTACIÓN DE CONDENA QUE SE VIO CLARAMENTE EN LA PARTICIPACIÓN DE LA MAYORÍA (13 VS 5), ALGO QUE ABRE LA POSIBILIDAD DE BOMBARDEAR POR PARTE DE LOS AFECTADOS EN COLOMBIA, INVOCANDO PRESENCIA PARAMILITAR Y NARCOTRAFICANTE EN LOS DOS PAÍSES. EN MEDIO DE UN PATRIOTISMO IRRACIONAL MEDIATIZADO QUE NO TIENE EN CUENTA OTRAS ENTREGAS DEL TERRITORIO COMO EL TLC O CARIMAGUA O EL ATRACO TERRITORIAL DE LAS COMUNIDADES NEGRAS COMO TRAICIÓN A LA PATRIA

Fernando Ortega H. dijo...

Muy apreciado Rafael:

Excelente artículo. No se si de acuerdo a los sucesos pueda hacerle una corrección o actualización, para tenerlo listo el día 12 de marzo mas o menos. En este momento nuestros lectores han conocido su pensamiento y a nosotros nos agrada poder publicarle sus excelentes artículos. Con sus artículos y los de otros columnistas queremos propiciar espacios de reflexión y de conocimiento para numerosas personas que no tienen acceso a otros medios de comunicación.
Como usted se habrá podido dar cuenta sus artículos han sido publicados de manera permanente en nuestro periódico y nuestra página web. Gracias a pensamientos o reflexiones como las suyas, la comunidad tiene otra visión diferente del país y del mundo.
Nos agradaría mucho poder saber mas sobre su persona, es decir tener un curriculum de su vida, si no es mucho pedirle. Quiero que cuente con este medio de comunicación independiente y gratuito que circula en la ciudad de Cali, sus corregimientos y en 36 municipios del Valle del Cauca.

Reciba mi fraternal abrazo,

Fernando Ortega H.
Director
Periódico CALI CULTURAL

Diana Fernanda Castro Henao dijo...

Por si no está enterado, más del 90% de los verdaderos colombianos apoyamos al presidente en los hechos que están ocurriendo; además el criminal, genocida, terrorista, pervertido y todos los demás calificativos que se meceré ese tal Raúl Reyes, tuvo en algún momento consideración con los indefensos, con los niños, con las mujeres embarazadas, con los ancianos y demás que asesinó sin piedad????, sabemos que no, entonces porque el gobierno tenía que tener alguna consideración con él???.

Lo que no sirve...

Anónimo dijo...

Rafael

Creo que su afirmación "Uribe V. está haciendo la guerra desde el estado de la misma manera que la hacen los paramilitares", a mi parecer debe ir más allá y así lo entiendo y lo he manifestado en varias oportunidades, los objetivos políticos de los paramilitares, son los mismos de Uribe V., o viceversa.

En primer lugar, plantean acabar con la guerrilla y en segundo lugar busca proteger a industriales, a ganaderos y a comerciantes.

Por esta razón, las investigaciones de la para política, debe profundizar si realmente quiere encontrar la verdad, pues con el pretexto de la guerra contra la guerrilla, industriales, ganaderos y comerciantes intocables e impermeables, limpiaron de contradictores tierras, empresas y poblaciones, porque quienes si no ellos, debieron pagar para deshacerse de sindicalistas, defensores de derechos humanos, comunistas y sus simpatizantes?.

Se beneficia el patrón, cuando asesinan a un sindicalista.
Se beneficia un latifundista cuando se desplaza una comunidad.
Se beneficia un ganadero cuando se desplazan los campesinos.
Se beneficia un comerciante cuando las ciudades se inundan de gente.

arleison dijo...

Saludos, apreciado Rafael

Celebro su artículo y me gustaría compartir con usted y sus lectores el siguiente comentario.

Que el Proyecto Hecatombe está diseñado para trastocar las laderas tanto como las fronteras, parece haberse convertido en la principal evidencia de lso hechos recientes.

De manera ingenua, además, dos países y dos Presidentes de la región han dado pié a la utilización de su territorio - en el caso de Ecuador- y de su nombre - en el caso de Venezuela, como las banderas del nuevo o eje del mal suramericano, al estilo del denominado axis on evil diseñado por los gringos.

¿Será que termina por configurarse el proyecto Hecatombe? ¿El criollismo intelectualoide del señor Obdulio Gaviria terminará por imponerse en una nación sin memoria?

Para colmo de males, los voceros de los partidos de oposición, bajo el agravio a la figura presidencial operado por Venezuela, han salido a confundirse con los voceros uribistas, dejando la sensación de que atacar a un país vecino está bien sea cual sea el caso, dizque acudiendo a la tesis de la legítima defensa.

Valdría la pena que constitucionalistas como usted, Rafael, analizaran si en este caso le asisten razones a Uribe y al ministro de Defensa - convertido ahora en el Ministro de Ataque- para acudir a la noción de la legítima defensa. Por mi parte no veo como pueda argüirse tamaña desfachatez.

Enrique Luis dijo...

Hace un rato leí el artículo del The Guardian/UK 05.03.2008: Colombia Faces Military Border Blockade from Venezuela and Ecuador, por Peter Walker y quedé desconsolado con las opiniones de los lectores, casi todos -intuyo, pues los peseudónimos no dejan entrever el quién y el dónde- bien intencionados pero mal informados acerca del status político de las FARC y del oportunismo de Chavez y de Correa. Y es que fuera de Colombia y de Latinoamérica realmente se cree -de buena fe- en el discurso pseudomarxista-leninista de las FARC y se califica como propaganda imperialista cualquier noticia u opinión que los cuestione. Pues en medio de ese desconsuelo por no tener ni el tiempo ni la paciencia ni la coherencia ni la disciplina ni el talento para hilar bien todos esos pensamientos que se me venían a la cabeza, opté por enviar el artículo de The Guardian a un amigo -quien quería, ah iluso, mi opinión en todo esto- con mis excusas anticipadas por no tener una opinión decente. Fue después de hacer esto que leí El Yesquero de ayer 04.03.2008 y me siento menos frustrado. Es la opinion más equilibrada, objetiva y seria que he visto. La releí varias veces buscándole fallas y no las veo y resiento las críticas que Usted recibe hoy, más numerosas que las alabanzas, suele ser al contrario. Lo he cuestionado y criticado muchas veces sobre otros temas, pero hoy debo felicitarlo, tiene Usted las cosas muy claras. Gracias, si mis amigos quieren conocer mi opinión sobre este tema les remitiré a El Yesquero.

Anónimo dijo...

"Si los estados tienen la obligación irrenunciable de evitar los desastres para proteger la vida, la integridad, los bienes y las oportunidades de sus comunidades, con mayor razón tienen la obligación de impedir una guerra"

Anónimo dijo...

OEA/Ser.G

CP/RES. 930 (1632/08)

5 marzo 2008

Original: español





CP/RES. 930 (1632/08)





CONVOCATORIA DE LA REUNIÓN DE CONSULTA DE
MINISTROS DE RELACIONES EXTERIORES Y NOMBRAMIENTO DE UNA COMISIÓN



(Aprobada en la sesión celebrada el 5 de marzo de 2008)







EL CONSEJO PERMANENTE DE LA ORGANIZACIÓN DE LOS ESTADOS AMERICANOS,



TENIENDO EN CUENTA:



Que la Organización de los Estados Americanos (OEA) tiene plena competencia para conocer de hechos y acontecimientos que ponen en riesgo la paz y seguridad hemisférica;



Que en los propósitos de la Organización de los Estados Americanos constan, entre otros, el respeto a la personalidad, soberanía e independencia de los Estados, así como el fiel cumplimiento de las obligaciones emanadas de los tratados y de otras fuentes de derecho internacional;



Que el artículo 15 de la Carta de la Organización de los Estados Americanos establece que “el derecho que tiene el Estado de proteger y desarrollar su existencia no lo autoriza a ejecutar actos injustos contra otros Estados”;



Que el artículo 19 de la Carta prescribe que “Ningún Estado o grupo de Estados tiene el derecho de intervenir, directa o indirectamente, y sea cual fuere el motivo, en los asuntos internos o externos de cualquier otro. El principio anterior excluye no solamente la fuerza armada, sino también otra forma de injerencia o de tendencia atentatoria de la personalidad del Estado, de los elementos políticos, económicos y culturales que lo constituyen”;



Que el artículo 21 de la Carta enfatiza que “el territorio de un Estado es inviolable, no puede ser objeto de ocupación militar ni de otras medidas de fuerza tomadas por otro Estado, directa o indirectamente, cualquiera que fuere el motivo, aun de manera temporal”;



Que la Carta de la Organización de los Estados Americanos, en su artículo 28, expresa que “Toda agresión de un Estado contra la integridad o la inviolabilidad del territorio o contra su soberanía o la independencia política de un Estado americano, será considerada como un acto de agresión contra los demás Estados americanos;



Que la Carta de la Organización de los Estados Americanos reafirma el principio de que “las controversias de carácter internacional que surjan entre dos o más Estados americanos deben ser resueltas por medio de procedimientos pacíficos”; y



Que “afianzar la paz y la seguridad del Continente” y “asegurar la solución pacífica de controversias que surjan entre los Estados Miembros”, figuran entre los propósitos esenciales de la Carta de la OEA,



CONSIDERANDO:



Que en la madrugada del sábado 1º de marzo de 2008 fuerzas militares y efectivos de la policía de Colombia incursionaron en territorio del Ecuador, en la Provincia de Sucumbíos, sin consentimiento expreso del Gobierno del Ecuador para realizar un operativo en contra de miembros de un grupo irregular de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, que se encontraba clandestinamente acampando en el sector fronterizo ecuatoriano;



Que el hecho ocurrido constituye una violación de la soberanía y de la integridad territorial del Ecuador y de principios del derecho internacional;



Que este hecho ha producido una grave crisis entre estos dos países, provocando la ruptura de relaciones entre ambos Estados y una grave tensión en la región;



Que de acuerdo con el artículo 84 de la Carta, es función de la OEA velar por el mantenimiento de relaciones de amistad entre los Estados Miembros, utilizando los procedimientos que esa misma Carta señala; y



Que se cumplen en este caso los requisitos para la convocatoria a una Reunión de Consulta de Ministros de Relaciones Exteriores a la luz de los artículos 61 y siguientes de la Carta de la OEA,



RESUELVE:



1. Reafirmar el principio de que el territorio de un Estado es inviolable y no puede ser objeto de ocupación militar ni de otras medidas de fuerza tomadas por otro Estado, directa o indirectamente, cualquiera fuera el motivo, aún de manera temporal.



2. CP19771S01


Constituir una Comisión encabezada por el Secretario General e integrada por cuatro embajadores designados por éste, que visite ambos países recorriendo los lugares que las partes le indiquen, eleve el correspondiente informe a la Reunión de Consulta de Ministros de Relaciones Exteriores y proponga fórmulas de acercamiento entre ambas naciones.



3. Convocar, al amparo de lo dispuesto en los artículos 61, 62 y 63 de la Carta de la OEA, a una Reunión de Consulta de Ministros de Relaciones Exteriores para el lunes 17 de marzo de 2008, en la sede de la OEA, con el fin de que examine los hechos y formule las recomendaciones pertinentes

Irene Vargas dijo...

Señor Rincón, deseo felicitarlo por atreverse a pensar y opinar en tiempos de unanimismo, tiempos en donde la verdad, la razón son dados de baja por la guerra.

Admiro su valor de decir lo que piensa cuando todos rodean al presidente, es decir, cuando todos se hacen cómplices de sus aciertos y desaciertos.

Como abogada lo felicito por su defensa del Estado de Derecho.

Atentamente,

Irene Vargas
Universidad Externado

La campanita dijo...

Los tamales

El pobre hombre estaba acostado en su cama agonizando, le quedaban pocas horas de vida y lo sabe. De repente huele los tamales hechos por su mujer, fresquecitos, su plato favorito. Haciendo un esfuerzo sobrehumano,
baja las escaleras. Se dirige al Comedor, atraído por aquel aroma a masa de maíz, carne de puerco y sabroso condimento. Llega hasta la mesa donde están los suculentos tamales y toma uno. Piensa que su ultimo esfuerzo ha
valido la pena, cuando, repentinamente, siente un fuerte golpe en la cabeza que nubla la vista y dobla sus piernas.
Tratando de no desplomarse, voltea la cabeza y alcanza a ver a su mujer con un cucharón de hierro en la mano, diciéndole:

¡¡¡¡Ni se te ocurra, que son pa'l velorio!!!!!

Anónimo dijo...

06 de marzo de 2008

Ejército ubica otro cadáver por ataque colombiano; aumentan a 23 los muertos 17:30 (22:30 GMT)

El Ejército encontró hoy, jueves, otro cadáver en la zona donde fue bombardeado un campamento de las FARC durante un operativo colombiano, con lo que aumentó a 23 las víctimas, incluido el segundo al mando de esa guerrilla, informó una fuente militar.

"Se encontró un cadáver más en el sector limítrofe de Angostura, donde fue el operativo colombiano, con lo que ahora son 23 los cuerpos hallados", dijo un oficial de la IV División "Amazonas" del Ejército, que tiene bajo su mando la región selvática ecuatoriana.

Según el militar, que pidió la reserva, es probable que se localicen más cuerpos dado que "se emplearon 10 bombas de 500 libras y con un radio de acción de 750 metros cada una". (AFP)

Ramiro dijo...

La ultima frase del texto es la verdadera conclusion de un proposito?. Rafa, saludos y muchas gracias.
Ramiro

Anónimo dijo...

Mi estimado Jorge:

La frase que entrecomillé, porque no es mía, es de un teórico de la guerra, de quien se me escapa elnombre en estos momentos.

Estoy convencido de que Raúl Reyes EN LOS ÚLTIMOS MESES era el mensajero, correo, representante, responsable, coordinador, moderador o qué se yo, del Secretariado de las FARC para las relaciones internacionales, el acuerdo humanitario y el camino a la paz.
Por eso Uribe lo mató.

Prueba de esto es que según las noticias de hoy, lograron ubicarlo por una llamada de Chávez.

También leí (de mis mejores fuentes) que Chávez ya tenía convencidas a las FARC de soltar a todos los secuestrados civiles. Y Chávez se comprometía a convencer después de eso a otros países para así reconocerlos más fácilmente como actores políticos. Toda Latinoamérica lo estaba considerando (e incluso todos los países adonde Petrocaribe llega (y que son bastantes). Por eso Petro acierta, y Castro Corvalán se equivoca de sílaba a sílaba, porque no piensa, sino que odia. Le pasa lo mismo que a los que ataca: sufre de paranoia obsesiva.

En conclusión, pienso que la paz iba por buen camino.
Pero Uribe se atravesó, temeroso de una Ingrid libre y de una Latinoamérica (y tal vez Francia e Italia, como lo dijo la mamá de Ingrid) reconociendo a las FARC como interclocutor político.
Reyes, pues, era el mensajero de todo esto, el correo, el representante del Secretariado para el acuerdo humanitario. Por eso la frase "lo único que no se puede hacer en la guerra es matar al mensajero". Matar al mensajero es cerrar toda posibilidad de negociación (Y Uribe lo sabe, por eso lo hizo). ¿Cómo se va a creer en el futuro en unas conversaciones de paz, si matan el mensajero?

En otros correos que he escrito para hacer catarsis (y que a lo mejor por fortuna no llegan al grupo) he expresado mi placer por la siuación actual. El mundo entero (insisto, no en RCN ni Caracol) ha tenido la oportunidad de oír y ver a figuras, funcionarios y analistas hablando de COLOMBIA: del guerrero URIBE, del PLAN COLOMBIA , de la parapolítica, de Mario URIBE. HAN VISTO Y OíDO AL PRIMO DE PABLO. Están sabiendo que el jefe de la Policía del Presidente está preso por sicariato múltiple, que el hermano del General Naranjo está preso en Alemania por narcotáfico. Han sabido del conflicto de Colombia con Nicaragua, de las bases gringas en el sur de Colombia.

Han condenado unánimemente y tajantemente a Colombia, y apoyado a Ecuador (en estos momentos está hablando en CNN el embajador de México). Salió también el tema sobre que el plan Colombia y el plan Patriota desestabilizan la región y atentan contra la seguridad hemisférica, y Venezuela se comprometió a llevarlo a otra reunión de la OEA y luego a la ONU.

Y esto me agrada muchísimo porque el debate sobre la paz o la guerra está saliendo de estas montañas paisas, de estos montañeros paisas, de estos canales paisas. Ustedes saben (todos los del grupo) que para nosotros la guerra es normal porque llevamos 200 años viendo descuartizar gente como si nada. PERO AL RESTO DEL MUNDO LE ATERRA. Le aterra al mundo entero el infierno que llaman democracia. Esto es bueno, es buenísimo que el mundo entero sepa que en el gobierno hay un cartel de mafiosos paisas.

También me alegra ver a los paisamilitares diciéndole a Chávez que no revuelva política con economía y que no tome represalias comerciales. ¡Cómo les parece! La fábrica de motosierras que le mandó a Chávez hace 3 años 150 paramilitares para matarlo, diciendo que no tome represalias económicas!

Bueno, Jorge, me salió muy largo. Pero polemizar con usted siempre es agradable.

En conclusión, pienso -contrario a lo que los demás piensan- (ahora yo soy el optimista) que esto va a joder a Uribe, a la burguesía $, y a la influencia de Bush en Latinoamérica. Los tiempos están cambiando. Al carnicero de Uribe le pueden estar llegando los días. Hoy, claro, tiene 80% de colombianos a su favor. Espérese un mes -de baja de ventas- y la burguesía empezará a sentir que Uribe ya no es negocio... Ya hoy Samper dijo que Uribe no debería atizar más el fuego con la propuesta de la denuncia contra Chávez en la corte penal internacional...

... ¿Y el Polo ?

¿Cuál Polo ?

¿Hay Polo ?

Antonio Colmenares dijo...

Doctor Rincón, felicitaciones por su mirada clara y precisa sobre un tema que debe ser analizado, ahora más que nunca, a pesar de los abrazos y apretones de mano en Santo Domingo.

Sus planteamientos toman vigencia y fuerza y deben ser tenidos en cuenta en este momento histórico, antes de que "la lluvia del olvido borre el nombre de las cosas".

Gracias por el envío de sus reflexiones y espero que continúe escribiendo porque, al menos en lo personal, su análisis hace que no me sienta tan sólo en medio de esta locura en donde se respalda y se le asegura continuidad a quien no da más que pruebas de adelantar una especie de venganza personal.

Gracias de nuevo doctor Rincón

Antonio Colmenares Martínez
Periodista